inbound sales funnel

Indice de contenidos

El inbound sales funnel combina todos los elementos del marketing digital en sus diferentes etapas para lograr mejorar los resultados de una campaña online. Es decir, se puede definir como un camino no lineal y multicanal hacia la búsqueda de la conversión.

Diferentes fases en un mismo embudo

Es habitual establecer embudos concretos de conversión de clientes o compras, pero estos tienen una efectividad limitada al no ser completos.

En lugar de estos caminos individuales, es necesario contar con un embudo global que ofrezca diversos recorridos a seguir, llevando todos ellos a una eventual conversión.

Eso sí, este funnel de ventas genérico debe estar formado por diversas fases, para que ofrezca realmente un valor importante a la estrategia de marketing digital.

De hecho, el funnel de ventas de una estrategia inbound debe poder reflejar todos los puntos por los que pasa un comprador en su camino hacia la compra final.

Un embudo automatizado

Una de las grandes ventajas del embudo de ventas inbound es que, una vez que se ha creado, ya funciona de manera automatizada.

Tan solo tienes que aplicar unos recursos básicos para que empiece a generar resultados diariamente. Esta es una de las razones por las que resulta tan importante a la hora de optimizar una estrategia de marketing online.

Para conseguir que este embudo funcione automatizadamente, es indispensable contar con un software adecuado, diseñado para que se pueda manejar adecuadamente cada paso del proceso, desde el inicial diseño de la web hasta el acompañamiento final del comprador.

Estas herramientas son muy sofisticadas en su uso y, a la vez, tienen un diseño muy amigable. Por lo tanto, su uso es muy fácil.

Las fases del inbound funnel

Para que un embudo de ventas inboud sea realmente efectivo, debe centrarse en 3 ejes principales:

Se denomina TOFU la parte inferior del embudo, en la que el futuro comprador ya empieza a ser consciente de que tiene una necesidad a solventar, y que necesita información suficiente para empezar a aprender cómo solucionarla.

La fase que se encuentra en la mitad del embudo se denomina MOFU, y se corresponde con el momento en el que el comprador necesita más información para encontrar la mejor solución al problema al que se enfrenta.

Por lo tanto, ya se puede hablar en este momento de un lead moderadamente cualificado en el tema.

Finalmente, el BOFU es la parte final del embudo, y se corresponde con el momento en el que el comprador ya tiene todas las respuestas que necesita para tomar una decisión. Es decir, ya está preparado para la conversión a compra.

Es necesario que todas estas fases del funnel de inbound marketing cuenten con el contenido adecuado para apoyar el recorrido del comprador a lo largo de todo este embudo. Es la manera de que resulte realmente efectivo.

Siguiendo estas pautas, se puede conseguir que el inbound sales funnel creado para cualquier estrategia de marketing ofrezca los resultados que se esperan en una campaña para incrementar los compradores de una marca y, por lo tanto, las ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis