Seguro que alguna vez has oído que una imagen vale más que mil palabras. Este antiguo proverbio chino ha cobrado más sentido que nunca en la Era Digital, caracterizada por la exposición permanente de los usuarios a estímulos visuales recibidos a través de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías.

Los expertos dicen que más del 90% de la interacción humana con el entorno cotidiano se basa en la comunicación no verbal y que nuestros recuerdos se componen, sobre todo, de imágenes que por algún motivo quedan grabadas en la memoria.

La imagen es poder, símbolo e identidad. Enamora lo que atrae a simple vista.

¿Tienes una idea y no sabes cómo representarla? ¿Buscas la esencia gráfica de tu proyecto? Elaborar un buen logotipo es fundamental.

10 buenos consejos para el diseño de un buen logo

Sencillez, originalidad y el concepto: Los 3 primeros pasos

1- Sé original. Puede parecer una obviedad, pero no lo es. La red constituye un enorme mercado de ideas y puede resultar tentador inspirarse en signos de marcas conocidas, pero recuerda que tu logo es tu carta de presentación y, como la empresa a la que representa, debe poseer personalidad propia. Tu objetivo es marcar la diferencia.

2- La clave, el concepto. La imagen que simbolice el proyecto no debe ser únicamente un diseño estético, también tiene que comunicar algo con solo verlo, llevar implícito un significado. Piensa en lo que tu marca ofrece y en elementos concretos que la identifiquen.

3- Más no siempre es mejor. Los logos que mejor se recuerdan son los más sencillos. Evita los tipos de fuente y los dibujos demasiado recargados: debe ser directo y legible. Una determinada tipografía puede representar mejor a una empresa según sea de carácter moderno o clásico.

¿A quién va dirigido? ¿Qué quieres transmitir?

4- El color importa. Si vas a usar dos o más tonalidades en tu diseño, la combinación debe ser armónica y reconocible y no producir confusión visual ante un cambio de fondo. Asimismo, debes tener en cuenta que los colores se asocian a ideas, sectores e incluso a ciertos estados de ánimo. Un ejemplo: el negro es de los tonos más versátiles, pero tal vez no resulte el más adecuado si se pretende captar la atención del público infantil.

5- Conoce al destinatario. Otra de las claves para que tu logo triunfe es saber lo que gusta a aquellos a quienes te diriges. Hay muchos tipos de consumidor según su edad, sexo o profesión, y cada uno tiene sus propios intereses y maneras de descodificar los mensajes. Elige el diseño que mejor se adapte a tu cliente.

6- Pide opiniones. En el proceso de diseño de un logo es habitual barajar varias opciones. Antes de escoger el definitivo, la mejor manera de saber si funciona consiste en solicitar la opinión de personas cuyo perfil encaje con el de tu audiencia.

Transmite una imagen profesional contando con profesionales

7-  Transmite una imagen profesional. Aunque a día de hoy hay muchas herramientas que te permiten crear un logo sin mucha complejidad, si te tomas tu proyecto en serio lo ideal es que contrates a un especialista en diseño gráfico o consultes con una agencia especializada. Ponerte en manos de profesionales te garantizará parecer también más profesional de cara a tu posibles clientes.

8- Haz variantes. Además de original, sencillo y atractivo, un logo debe funcionar en distintos formatos (horizontal y vertical) para que la marca pueda tener su sello en distintos soportes (tarjetas, carteles, carpetas, lápices, camisetas, tazas…).

9- Elabora un manual corporativo. En el manual corporativo debes especificar todo lo relacionado con el logotipo (tamaños de impresión máximo y mínimo, construcción y modulación, versiones en horizontal y vertical y con los colores invertidos, aplicaciones, variantes, familia tipográfica elegida, usos correctos e incorrectos). Si, tal y como te hemos aconsejados, trabajas con una Agencia especialista o has contratado a algún profesional del diseño, es fundamental que le solicites que, junto con el diseño de tu logo, te facilite también el manual corporativo. Es un “todo en uno”.

10- Confía en tu idea. Por último, pero no por ello menos importante: debes aceptar de antemano que tu diseño no convencerá a todo el mundo. Sin embargo, siempre que actúe como un identificador eficaz de la empresa, el logo estará haciendo bien su trabajo.

 eBook GRATUITO | Diseño Web y Conversión

¿Más cerca de tener tu logo ideal?

Ahora que ya conoces lo principal sobre la construcción de logos con gancho, tal vez te interese saber acerca de otros conceptos como, esenciales para la creación y promoción de empresas exitosas.

Te dejamos algunos enlaces que te pueden interesar:

Diseño en tienda online. Por qué es importante. Incluye ejemplos

Qué es una landing page. Definición y usos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on google

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis