Inicios del SEO

Cuando las empresas se dieron cuenta de que Internet se había convertido ,además de un canal de comunicación bidireccional con los clientes, en un nuevo canal de venta directa, empezaron a dedicar sus esfuerzos a conseguir aparecer en los primeros resultados de Google. 

Lograr que tu web aparezca en las primeras posiciones es como si una empresa abriera su local físico en la calle más transitada de la ciudad. Es decir, es en los primeros resultados de Google -o en la calle más céntrica de la ciudad- donde una empresa tiene más posibilidades de llegar a sus clientes. 

¿Y cómo llegamos ahí? Con paciencia y mucho SEO 

¿Qué es el SEO? 

El SEO o Search Engine Optimization es un conjunto de técnicas cuyo objetivo es ayudar a una página web a posicionarse en los primeros resultados de búsqueda de Google. 

Se debe tener en cuenta que es un proceso a largo plazo (años incluso) y que es necesario dedicarle tiempo y esfuerzos constantes. No es algo puntual, es algo cíclico. 

Con el posicionamiento orgánico lo que se busca es lograr una buena posición de entre la competencia. Cuanto más arriba, más tráfico recibirá nuestra web. Aunque sea difícil de aceptar, si tu web no está en la primera página de búsqueda de Google, es muy difícil que los usuarios entren en ella. El 90% de las visitas van a esta primera página. Si nuestra web está más lejos, es como si no existiera. 

Nuestra posición dentro de Google no solo depende de nosotros. Es aquí cuando debemos presentarte dos conceptos: el seo on page y el seo off page. 

SEO On Page

Son el conjuntos de variables SEO  que dependen del autor o creador de la web. Son factores que pueden ser modificados y mejorados directamente por el equipo de marketing online de la empresa o marca en cuestión. 

Dentro de este bloque encontramos las siguientes variables: 

-Keywords. Son las palabras claves entorno a las que girará tu contenido o post. Tu keyword principal debe representar y describir la temática que estás tratando. Así por ejemplo, si tuviéramos que elegir la palabra clave de este post, sería SEO. ¿Fácil no?

Existen diferentes herramientas que nos permiten hacer una investigación de palabras claves. Nosotros te recomendamos probar SEMrush.

-Optimización de imágenes.  Consiste en asegurarse que las imágenes que estamos utilizando no tengan más peso del que deberían. En muchas ocasiones, las imágenes se pueden comprimir y no perder calidad. cuanto más rápida sea la carga de web, más puntos de dará Google. 

-Etiquetas y meta etiquetas. Cuantos más campos rellenes de etiquetas y meta etiquetas mejor. Su función es ayudar a los navegadores a entender tu contenido. Todas ayudan pero las más importantes son el title y la meta description. Bajo ningún concepto se te puede pasar completar esta información. 

-Encabezados. La redacción de posts debe realizarse en párrafos y secciones organizadas que inviten a la lectura. Utilizando los encabezados adecuados, llamarás la atención de tus lectores pero también, serás recompensado por Google. Aquí te dejamos algunos consejos: 

Encabezado H1. Solo debes elegir uno. 

Encabezado H2. Puedes colocar de dos a tres

Encabezados a partir de H3. Son opcionales. 

-Enlaces internos y externos. Es fundamental integrar enlaces internos y externos. Con enlaces internos nos referimos a aquellos cuya página de destino es un contenido propio. Por su parte, los enlaces externos dirigen al usuario fuera de la web, por lo tanto se debe tener mucho cuidado con ellos. 

Recuerda que nuestro objetivo es mantener el mayor tiempo posible al usuario dentro de nuestra web y que, cuanto más contenido consuma, mejor. 

Como te hemos dicho antes, modificar estos factores no provocará una inmediata subida en las posiciones de Google.

RankBrain, Dwell time o tiempo de permanencia

Cuando los profesionales del sector empezaron a trabajar el posicionamiento en buscadores, se preocupaban por las palabras claves, los archivos robots.txt y sitemaps o la optimización de sus archivos multimedia. 

Las reglas del juego cambian y aparecen nuevos conceptos claves que se deben tener en cuenta para conseguir estar dentro del top ten de Google. 

Queremos presentarte tres métricas o algoritmos:  RankBrain, Dwell time o tiempo de permanencia y CTR. 

RankBrain. Es un sistema a través del cual Google ordena sus resultados de búsqueda. Su función es saber cómo es la interacción de los usuarios con los resultados mostrados. Según los comportamientos que observe, ordenará y dará prioridad a unos u otros.

RankBrain tiene en cuenta dos variables:

Dwell Time. Es el tiempo de permanencia de un usuario en una web.             

CTR o Click Through Rate.  Es la relación entre el número de clics que se hacen en un SERP y las veces que este ha sido mostrado al usuario. 


Featured snippets

SEMRush define a los featured snippets como una respuesta directa que Google ofrece a una determinada consulta. Esta respuesta concreta se extrae del contenido de una web mediante algoritmos inteligentes; situándola dentro de un recuadro en la parte superior más visible de la SERP.

Volviendo al CTR, lo que hasta ahora era el lugar #1 en los resultados de búsqueda o lo que es lo mismo, el resultado con mayor CTR, este está siendo destituido por los featured snippets. El nuevo primer lugar deja de ser el resultado #1 y pasa a ser el resultado #0.  

El nuevo primer lugar deja de ser el resultado #1 y pasa a ser el resultado #0.  

Contenido en profundidad

Hace unos años, el robot rastreador de Google solo se centraba en analizar tus palabras claves, en que tu URL sea amigable, en la estructura de tu texto (uso de párrafos, titulares H1 H2…) o en tu velocidad de carga. 

A día de hoy, sigue teniendo en cuenta estos factores. Pero ya no solo rastrea tu contenido, ahora rastrea tu contenido y su contexto.

Recordemos que el objetivo de Google es mostrar a los usuarios el mejor contenido. Y, ¿qué mejor contenido que aquel que abarca todo un tema? 

La idea es que con estos contenidos en contexto o en profundidad, el usuario solo tenga que hacer una parada en una página web o blog. 

Recordemos que el objetivo de Google es mostrar a los usuarios el mejor contenido.

Estos contenidos en profundidad deben tener entre 2.000 y 3.000 palabras, a diferencia de lo que se ha sido tendencia hasta ahora, los posts individuales de 500-700 palabras. 

Perfil de enlaces

Construir un perfil de enlaces cualificado sumará bastantes puntos SEO. ¿Por qué? Es cuestión de lógica. Si varios sitios webs mencionan tu web, significa que tu contenido es de calidad, y por lo tanto Google le interesará mostrarte. No olvides que Google será el mejor amigo de aquel contenido que sea más relevante para el lector. 

Siendo sinceros, conseguir que una web o marca enlace a tu web no es tarea fácil. Está acción de podría enmarcar dentro de las Relaciones Públicas Digitales. El primer paso sería crear contenido de calidad y el segundo lograr llamar la atención de empresas de tu sector, de forma que incluyan tu referencia en su portal. 

Además de trabajar las relaciones y contactos, existen otros caminos para empezar a construir un perfil de enlaces: 

Foros

Foros de preguntas como Quora son una buena idea para empezar nuestro trabajo de enlaces. Te recomendamos que tú o parte de tu equipo se registren en este tipo de foros y empiecen a responder preguntas de los usuarios con información contenida en tu web. 

Posts colaborativos

Desde hace unos años, es una tendencia que no para de crecer. Los posts colaborativos consiste, como dice su nombre, en la colaboración entre dos personas o marcas. La idea es que dos autores redacten conjuntamente un contenido para así, reunir sus comunidades. Es decir, se realiza un trasvase de popularidad y de seguidores. 

Domain Authority

Te puede parecer extraño pero este concepto no tiene una definición concretada y aceptada. El Domain Authority es una métrica creada por Moz, una herramienta que existe por y para el SEO. Con ella puedes conocer tus palabras claves, tu competencia, información relacionada con campañas de pago y un sinfín de elementos más. 

Al igual que Google, funciona con algoritmos secretos. Sin embargo, con la práctica y la observación podemos intuir algunos factores que influyen en esta métrica o puntuación. 

Cuando introduces tu URL en Moz, esta arrojará una puntuación del 0 al 100.

Debes saber que son puntuaciones que crecen exponencialmente, es decir, es menos complicado subir del 1 al 10, que del 10 al 20. 

Aquí te dejamos algunas variables que afectan a tu Domain Authority, y por tanto, a tu posicionamiento orgánico:

-Diversidad y calidad de tus links

-Número de links

-Menciones en medios sociales

-Años de antigüedad de tu dominio

-Volúmen de búsquedas

-Esfuerzo detrás de tu marca

Como podrás imaginarte, la autoridad de dominio es un factor que colocariamos dentro del bloque de SEO off page, pues depende de acciones que no podemos controlar directamente. 

Pero ojo, puedes mejorar y ayudar a tu DA con la creación de contenido de calidad. Si lo imaginamos como una cadena, el esquema sería el siguiente: 

Contenido de calidad > Aumento de volúmen de búsqueda > Mejor DA

                                             Aumento de menciones en RRSS

                                             Aumento de perfil de enlaces

¿Te suena? ¡Correcto! Esto es la base de la metodología Inbound Marketing. Yo ofrezco contenido de calidad y los usuarios responden dando las gracias interaccionando con mi marca y a través del consumo de mis contenidos. 

Algoritmos de Google

Este apartado es de especial interés por lo siguiente: 

Más del 95% de las búsquedas se realizan en Google. 

Los algoritmos de Google son fórmulas que determinan en qué posición aparece cada página web. Además de ser complicado de entender, la verdadera dificultad reside en que Google cambia su algoritmo continuamente. Una vez que crees que te acercas a descifrar el funcionamiento, Google cambia. 

Es por ello que te recomendamos centrarte sólo en los algoritmos más importantes: 

Como te has podido dar cuenta, ser amigo de Google no es fácil. Es una amistad que requiere de esfuerzo y de años. 

Recuerda que el principal objetivo de Google siempre va a ser ofrecer el contenido más relevante para sus usuarios, por lo cual, cualquier marca o empresa que no empiece a cultivar sus técnicas de SEO es como si no existiera en Internet.