El proceso de venta online

La revolución digital ha supuesto el nacimiento de nuevos canales de venta directos como son las páginas web, los E Commerce, los marketplaces y las Redes Sociales. 

Gracias a la metodología Inbound marketing podemos establecer estrategias para acompañar al usuario en todo el proceso desde que se da cuenta que tiene una necesidad hasta la compra. 

Canales de venta digitales

El mundo digital cada vez permite más posibilidades de canales de venta. Los más destacados son los Ecommerce y los marketplaces. 

El Ecommerce o tienda online es una página web propia de la empresa a través de la cual da la opción de compra de sus productos o servicios. 

Dentro de sus beneficios encontramos que todo el proceso de venta se realiza internamente, es decir, sin necesidad de abandonar la página web y sin intermediarios.

Por otra parte, están los marketplaces. Quizás el más conocido es Amazon. Podemos distinguir dos tipos de marketplaces, los generalistas y los especializados. Los primeros son aquellos que venden todo tipo de productos, como Amazon y Ebay. Los especializados se dedican a vender productos de un tipo, por ejemplo ropa, electrodomésticos, coches…

A diferencia de un Ecommerce, aquí sí existe la figura del intermediario que además, se lleva en la mayoría de los casos un porcentaje de venta. 

Elegir entre una u otra opción depende de factores sobre cómo es el proceso de compra de tu producto, el presupuesto del que dispongas y si existe mucha competencia en tu sector. 

Beneficios de la venta online

-Es un canal de venta directa abierto las 24 horas del día

-Puedes utilizar técnicas de retargeting

-Una vez conseguido un lead, puedes aplicar el lead scoring y lead nurturing

-Conocer las necesidades y opiniones de tu audiencia

-Mantenimiento y cambios rápidos y a bajo coste

-Coste relativamente bajo, pues no hay necesidad de pagar un alquiler, luz, agua y tener personal

Qué necesito para empezar a vender

Si tu decisión es crear tu propia tienda online, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

Dentro de los CMS o gestores de contenido para tiendas online destacamos WooCommerce, Prestashop, Shopify y Magneto. 

Cada uno con prestaciones y nivel de complejidad muy distintas. Por ejemplo, WooCommerce es un plugin muy sencillo de WordPress.