Que Internet es el futuro es un hecho, y que el futuro está aquí, también. Son muchos los negocios que, cada día, se abren camino a través del mundo digital a través de una página web en busca de nuevos horizontes y, por supuesto, el tuyo no debería ser menos.

En este mundo rápido, el que no se mueve con la sociedad se queda atrás, y hay que caminar al ritmo de las tecnologías. Eso no quiere decir que corras a comprar un androide que lleve el café a tus empleados (aunque no decimos que no ocurrirá pronto). El principio de todo es tener una página web.

Las pruebas, en datos

Pensemos solo en el eCommerce. Según los informes emitidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las cifras del comercio electrónico superaron con creces sus récords en 2018, llegando a casi 40.000 millones de euros, un 29,06% mayor que el total en 2017. En concreto, durante el cuarto trimestre, hubo un incremento del 26,9% interanual.

Teniendo en cuenta este crecimiento, no es de extrañar que los expertos auguren que la facturación total global en 2019 podría superar los 50.000 millones de euros.

A pesar de lo que se pudiera pensar en un principio, el volumen de negocio se reparte entre España y el exterior. Y es que durante el último cuatrimestre de 2018, el 32,9% se quedó dentro de España, y el 16,3% se realizó desde el exterior con España, siendo de un 50,7% el volumen desde España al exterior.

En relación al número de transacciones, el 41,1% de las compraventas se realizaron desde webs españolas.

¿Qué beneficios tiene tener tu propia página web?

Ante estos datos, no se puede negar que, hoy en día, hay que estar en la red. Aunque tu negocio en concreto no sea una eCommerce, las búsquedas y resultados se dan en el mismo sitio: en el ordenador, en el móvil o en la tableta.

Por ello, vamos a ver los 10 beneficios principales de tener una web de empresa.

  1. Tu negocio está abierto 24 horas al día, 365 días al año. Tu información y tus productos están ahí en cualquier momento, incluso se puede pedir información, cita, reservas, o comprar directamente.
  2. Amplía la audiencia. Para que alguien vea el escaparate de tu negocio físico, tiene que pasar por delante, y si no es algo que le interese quizá hasta se olvide de que estás ahí. En Internet, eres visible para muchísima más gente y, si das contenido de calidad, muestras de manera sencilla lo que haces y cómo lo haces.
  3. Mayor conocimiento de las necesidades de tu cliente. Gracias a las redes sociales, a los comentarios en tu web y al correo electrónico, obtendrás un mayor feedback de tus clientes y podrás acercar tu modelo de negocio a lo que realmente necesitan.
  4. Mira la competencia. No quiere decir que los copies, por supuesto, sino que te fijes en si tienen un sitio web estructurado y el tipo de contenido que realizan. Observa lo que les funciona, y aporta tú un valor extra.
  5. Usa Google Analytics. Los informes analíticos de Google te dirán qué tipo de contenido gusta más en cada momento y hacia dónde debes encaminarlo.
  6. Expande tu mercado. Según tus recursos, puedes empezar a expandir tu negocio a un mayor territorio, desde nivel provincial hasta a otras zonas del país o incluso del mundo. Seguramente te sorprenderá cómo en otros lugares demandan incluso productos locales.
  7. Muestra tus productos y servicios. Ya sea como eCommerce, o simplemente como catálogo de productos, enseña lo que ofreces y su precio. Sin duda, una forma económica y sencilla de dar visibilidad.
  8. Mantenimiento y cambios sencillos y baratos. Mientras que una reforma de una tienda física es muy costosa, renovar la página web es muy sencillo y de bajo precio. Además, añadir productos nuevos es tan fácil como darle a un botón.
  9. Haz tus promociones más rápidas. Ofrece cupones, descuentos, eventos… y deja que se corra la voz. Este tipo de acciones son muy rápidas y eficaces.
  10. Almacena tu trabajo en la nube. Ahorra en adquisición y administración de software, copias de seguridad, y demás tecnologías cada vez más obsoletas. Todo lo que necesitas está a golpe de clic, incluso en tu móvil, de manera rápida e intuitiva.

Haz tu web solo con lo necesario

Aunque aquí veas muchas ideas, no quiere decir que lo tomes todo. Lo mejor es adaptar tu web a tu negocio, darle lo que necesita, sin quedarse corto ni pasarse.

Si lo necesitas, lo mejor es buscar la ayuda de un experto en el mundo digital que te asesore, y así llegar a los mejores resultados.

 eBook GRATUITO | Transformación Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis