Branding e identidad corporativa, ¿son lo mismo?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
branding identidad corporativa

Tabla de contenidos

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Branding e identidad corporativa, ¿son lo mismo? | iberoMEDIA

El branding y la imagen corporativa de tu marca pueden ser sin duda un factor clave y diferencial a la hora de competir con el resto de empresas de tu sector. Una efectiva estrategia de branding puede ayudarte a vender más y a conseguir fidelizar a tus clientes por haber dado lugar a una buena experiencia de compra.

En los siguientes apartados encontrarás definiciones y ejemplos de los conceptos y procesos a tener en cuenta para idear una estrategia de branding adecuada a lo que ofreces a tu público objetivo.

Branding e identidad corporativa: ¿son lo mismo?

Son conceptos similares, pero hay diferencias que conviene conocer para sacar el mayor rendimiento posible a sus diferentes aplicaciones.

“Los productos se fabrican en la fábrica, pero las marcas se crean en la mente.” Walter Landor, diseñador de marca.

Entonces, ¿qué es el branding?

Por un lado, el branding se refiere a todo lo que hay detrás de tu marca, lo que tus clientes piensan de ti. El branding te ayuda a comunicar los valores de tu empresa apelando a emociones, sentimientos e instintos, creando vínculos con tu público. Por tanto, la campaña o estrategia de branding es un método que ayuda a definir la “personalidad” de tu marca.

La identidad corporativa, por otro lado, es parte del branding y se puede definir como todos los atributos visuales, sonoros, audiovisuales, etc., que permiten identificar tu marca. Por ejemplo, el logotipo, la tipografía, los colores, los uniformes y la publicidad son elementos de la identidad corporativa.

En resumen, el branding es la esencia de lo que ofreces y las acciones que tomas para crear tu marca, mientras que la identidad corporativa es el conjunto de recursos que tienes para crear la imagen y facilitar que tus clientes y público potencial la reconozcan.

Las campañas de branding, o cómo hacer que los clientes se enamoren de tu marca

El branding se puede definir también como la experiencia del cliente con tu marca. Una campaña de branding te ayuda a difundir la misión, visión, objetivos y valores de tu empresa a tu público objetivo.

Pasa a la acción

Piensa en ello de esta manera: la campaña de branding debe crearse en función de lo que vendes, no como objeto o servicio, sino como experiencia emocional. No vendes calcetines, vendes comodidad; no vendes asesorías para viajes, vendes certeza y tranquilidad; no vendes bebidas energizantes, vendes excelencia deportiva.

Con esto en mente, haz que tu identidad corporativa les hable a tus clientes de lo que pueden hacer y sentir con tu producto o servicio. Inventa un spot publicitario en el que se enfatice la calidad de tus calcetines para hacer todo tipo de actividades, desde relajarse en el sofá hasta salir a correr; procura que los asesores de viajes en tu oficina brinden a tus clientes planes minuciosos; organiza una campaña para distribuir tus bebidas en eventos deportivos de renombre.

¡E ingéniatelas para hacer que tus clientes sonrían cada vez que vean tu marca de camino al trabajo, en sus casas o en los centros comerciales!

4 consejos para tu campaña de branding

Una buena campaña de branding debe crear una vinculación con tu público. A continuación te ofrecemos unos tips para ejecutarla de manera adecuada:

  • Tener bien claro nuestro concepto de marca. Como ya hemos visto, el branding es mucho más que saber las acciones que servirán para dar a conocer tu marca a través de los distintos canales. El branding va mucho más allá, y para poder transmitir todo lo que significa nuestra marca, el primer paso que debemos dar es dejarlo bien definido para que cada movimiento que realice la compañía vaya en sintonía con ello. 
  • Crea un manual de identidad corporativa. Es fundamental contar con un manual de identidad corporativa que recoja los elementos gráficos y de tono y estilo de tu marca. Te ayudará a comprobar que cada publicación que realices responde a tu estrategia de branding. De esta forma, se seguirá en todo momento una misma línea, siendo coherentes con lo que se pretende transmitir.
  • Visual y atractivo. Todo debe responder a una estrategia de branding. Tu posicionamiento de marca quedará reflejado en unos colores, en unas tipografías y en los elementos visuales que utilices. La unión de dichos elementos debe formar parte de un universo visual claro, y si es atractivo para tu público, mejor.
  • ¡Que tu campaña no se quede solo en la producción! Como toda estrategia, tu campaña de branding debe permitir medir los resultados. Cabe destacar que aunque lo ideal es que el branding esté presente durante el tiempo que dure tu empresa, también debes saber si tus productos de comunicación con el cliente y de posicionamiento de marca están funcionando bien o no, para poder realizar cambios que nos ayuden a mejorar.

Dos buenos ejemplos de branding e identidad corporativa

La marca de zapatos Nike puede ayudarnos a modo de ejemplo para entender mejor todo lo comentado hasta ahora. Una de las claves del éxito de Nike está en que su branding permite asociar la marca con productos de calidad, rendimiento y espíritu deportivo. La identidad corporativa está en todo lo que podemos ver: su nombre (que viene de Niké, la diosa griega de la victoria), su eslogan “Just do it” (un sencillo pero poderoso mensaje que invita a sus clientes a la acción) o su logo (esquematización de un ala de Niké que inspira, entre otras sensaciones, velocidad).

Otro claro ejemplo de branding de éxito es Coca-Cola. Fue incluso pionera en ese sentido porque nació en una época en la que las marcas no tenían el peso que sin duda tienen hoy en día. Se trata de una de las compañías más conocidas a nivel mundial y ha conseguido que la gente asocie la felicidad a su producto. Si ya es difícil competir con su producto, ¿se puede competir con alguien que vende felicidad? 

Coca-Cola ha pasado de ser un producto que hace 125 años se pretendía utilizar como remedio al dolor de cabeza a consolidarse como una bebida de calidad, ligada a emociones, con unos colores y logo completamente característicos, y que apela a la diversidad por encontrarse en todos los rincones del mundo.

transformación digital

Seguir leyendo

Subscríbete a la Newsletter

Academy HUB