storytelling

Lograr integrar técnicas de storytelling en tu página web es siempre un sí. Detrás de una persona, una empresa o cualquier cosa, siempre hay una historia. Desde su origen hasta su final, suceden acontecimientos y acciones que explican su transcurso, acompañados de éxitos y fracasos que les fortalecen durante su recorrido. El storytelling es presentación y atracción, y ya se trate de una persona, una película o un restaurante, es primordial para que las personas sepan de ti. 

Hoy día, en el mundo digital, las empresas se dan a conocer y operan a través de su página web. Se convierte, junto a las redes sociales que lo impulsa, en el escaparate digital de su negocio y, por tanto, en su soporte vital. Ya casi todas las empresas, por muy pequeñas que sean, tienen su hueco en Internet para no pasar desapercibidas e impulsar la compra online que nos ha facilitado el marketing digital. Sin embargo, no todos los espacios virtuales tienen la misma repercusión.

Haz que tu página web atrape a tus usuarios

Una buena página web tiene que ser capaz de enganchar al cliente, de entrarle primero por los ojos y luego más hondo. Por eso, en la primera fase es necesario cuidar la estética visual que proyectamos en nuestra red. Como cita el emblemático proverbio chino, “una imagen vale más que mil palabras”, y si nuestro sitio web presenta síntomas de dejadez, se traduce a que los trabajadores también.

Cada vez son más los que están concienciados en esta fórmula exitosa y ya se encargan de mantener en condiciones su página web, ya sean ellos mismos o contratando expertos en la comunicación digital. No obstante, la diferencia entre una página vistosa y una que enamora, queda en manos del contenido que se genera dentro de ella. Y no solo hablamos de posts como este, sino de la propia presentación, su storytelling.

El storytelling o el saber contar para enamorar

El storytelling es el arte de saber contar historias que enamoran y darles un sentido de estructura que explique el contenido. Esto se suele asociar a la escritura o el cine, los grandes narradores de la época, pero es aplicable a todo. Contar historias es mostrar y no hay mejor carta de presentación que una página web. Como explicamos en el apartado anterior, la estética visual es imprescindible para dar buena impresión, pero esto solo es el principio.

Cada detalle cuenta. No es lo mismo que en la página de productos salgan objetos sin más, que lo acompañe una descripción embelesante. Un sitio dedicado a vender cajas de bombones puede resultar estético si muestras fotos de los diferentes tipos de chocolate, pero todo cambia si se le añade “exquisito bombón de chocolate con leche relleno de praliné, elaborado por el maestro chocolatero que desde su experiencia y corazón nos presenta esta delicia elaborada con…”.

No hay color. En el primer ejemplo te puede apetecer, pero la expresividad del segundo nos puede dejar ensimismados y babeando, deseando con ansias probar ese dulce. Le crearás la necesidad al lead de comprar ese producto y generarás confianza con la explicación y el origen del producto que expones.

Páginas en las que debes centrarte

En los entornos digitales, hay tres páginas básicas que no pueden faltar y utilizando la habilidad del storytelling, puedes marcar una diferencia abismal con respecto a otras páginas, aumentar el engagement y optimizar tu posicionamiento SEO en Internet:

  • La primera es la página de quiénes somos. Aquí tenemos la oportunidad de darnos a conocer libremente y contar un poco nuestra experiencia profesional y cómo llegamos hasta donde estamos. La seriedad y lo que se decida exponer aquí es decisión de cada uno, pero se considerará más relevante un escrito sincero que cuente una historia desde su inicio hasta su final, que un simple “estamos considerados como el número uno en el sector”.

En el caso de mencionar un hecho destacable, es recomendable enlazar algo que lo testifique (un artículo, un premio, otro enlace a otra página que lo corrobore…). Con honestidad y pasión en contar las cosas que ocurrieron y el gran esfuerzo que ha supuesto, ayudará al lead a que simpatice con la entidad y se sienta comprometido con la empresa. 

  • La segunda es la página de productos/servicios que expusimos antes, donde una descripción marca una gran diferencia en comparación a una simple foto. Servirá de apoyo y de estrategia para sumergir y enamorar más a tu cliente.

Es recomendable contar con una sección de reseñas y animar a los compradores a puntuar libremente, incluso subir fotos de productos comprados, que sirvan para verificar sus opiniones y ganar viralidad y veracidad.

  • La tercera, y no menos importante, es la página de contacto. Esta sección resulta muy esencial, es el primer paso para establecer comunicaciones entre empresa y lead  y también sirve de call center para solventar dudas o recibir quejas de clientes ya fidelizados. 

La esencia del marketing está en persuadir y enamorar a tus clientes. Haciendo uso del storytelling y el poder de las palabras, del fuerte valor que aporta el componente visual y la pasión transmitida a los clientes, sumará para mejorar el posicionamiento y la transparencia de una empresa, así como el engagement del consumidor.  






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis