La principal clave del Inbound Marketing para que los visitantes lleguen a tu sitio, y finalmente a tu producto, es mediante contenido de calidad. Para que consigas un contenido irresistible para tus usuarios, tienes que seguir cinco sencillos pasos.

1. Planear

Crear contenido no es ponerse delante del teclado y dejar que salga lo que tenga que salir. Antes de eso, coge un papel y un bolígrafo y ordena tus ideas.

Lo primero, es definir el contenido vas a crear. Para ello, tienes que pensar en:

  • El propósito. ¿Quieres lanzar una oferta, añadir un post al blog o crear un nuevo apartado en la página web? Según cuál sea tu objetivo, deberás pensar en la información que necesitas.
  • El formato. Hay tantos como tu imaginación te permita pensar. Ebooks, hojas de cálculo, vídeos, infografías, plantillas, informes, presentaciones, casos de estudio, etc. ¡Las posibilidades son infinitas! Para escoger el formato ideal, piensa en tus buyer personas y en lo que esperarían encontrar en su búsqueda.
  • El tema. Si ya hay multitud de formatos, los temas son infinitos. Escoge uno que interese a tus buyer personas, investiga sobre él, anota tus fuentes y piensa si tienes contenido propio que podrías enlazar.

Si las musas no te acompañaran, te dejamos unos trucos para escoger una temática adecuada que te ayude a conseguir ese contenido irresistible que estas buscando:

  • Investiga los keywords para los que quieras rankear.
  • Lee foros sobre tu sector, y céntrate sobre todo las dudas de los clientes.
  • Mantente al día de las noticias populares relacionadas con tu industria.
  • Mira tus ventas, tu soporte, tus FAQs y tus interacciones en redes sociales. Aprovecha para resolver las dudas que suelen presentarse.
  • Ayuda a cumplir las metas de tus buyer personas.
  • Marca el camino que deben seguir tus buyer personas para conseguir sus retos.

Una vez definido, es el momento de pensar en qué momento del Buyer Journey se encuentra tu buyer persona. O lo que es lo mismo, en qué momento de la investigación activa previa a la compra se encuentra.

  • Exploración. El cliente tiene un problema, y busca darle nombre. Durante esta etapa, hay que proporcionar contenido para que se eduque por sí mismo sobre los aspectos generales o la raíz del problema. Quiere respuestas a sus preguntas, información interesante que resuelva sus dudas Es un buen momento para ofrecer informes de analistas, investigaciones, eBooks, contenido editorial, educacional y experto, y whitepapers.
  • Consideración. El prospecto ya puede darle nombre a su problema. Ahora quiere buscar posibles soluciones que pudieran resolver ese problema. Las guías de expertos, interacciones en vivo, webcasts, podcasts, vídeos y comparativas de whitepapers son contenidos adecuados en este momento.
  • Decisión. Cuando ya tiene un abanico de soluciones posibles, hay que dar recursos con los que pueda aprender más y elegir la mejor solución por sí mismo. Es el momento de acercarte, asegurarle que eres quien más conoce sobre el tema. El contenido adecuado son las comparativas de proveedores y productos, los casos de éxito, las descargas de prueba, la literatura de productos y las demostraciones en vivo. 

2. Crear

Una vez definido el contenido, es el momento de ponerte a ello. No debes olvidar las pautas que ya has definido. Te dejamos unos tips para que la fase creativa sea lo más sencilla posible.

  • No pierdas el enfoque. Recuerda que estás escribiendo para tu buyer persona, y que se encuentra en una fase concreta del buyer journey. Si te ayuda, escribe el nombre y la fase de tu persona en un post-it y colócalo en un lado de la pantalla, para tenerlo presente.
  • Menos, es más. Alargar el contenido de manera innecesaria hace que tu contenido pierda valor. Piensa que quien lo va a leer está tan ocupado como tú mismo, y quiere una información clara y concisa.
  • Contenido educativo, no promocional. Tu contenido está hecho para educar al cliente sobre su problema y las posibles soluciones, no para venderte. Hasta la etapa de decisión, tu producto no debería ser mencionado.
  • Antes de pensar en el diseño, enfócate en la parte informativa. Aunque el diseño es importante, un contenido irresistible es el que consigue enganchar a quien lo consume.

No olvides repasar y corregir antes de publicar. A

3. Distribuir

Has invertido un tiempo muy valioso en crear tu pieza de contenido. ¿Vas a dejarlo ahí? ¡Claro que no, es el momento de distribuirlo! Invierte tiempo puesto que sino tu contenido no será visualizado.

La distribución se debe ajustar al lugar y al público al que va dirigido. Comienza por colocarlo en el sitio adecuado (la página web, el blog, la landing page, el canal de Youtube…).

A partir de ahí, es el momento de la promoción como tal. Si has usado una landing page, diseña y coloca los CTA en los lugares y post en los que podría ser de interés. Las redes sociales permiten difundir todo tipo de contenidos, así que aprovecha el poder que tienen y consigue visitas en tu nuevo contenido.

Y, por supuesto, no olvides incluir tu nuevo contenido en tus emails de marketing. Tanto en las newsletters, como a tus antiguos clientes en caso de información que pudiera serles de especial interés.

Por supuesto, no puedes olvidar que el contenido nunca muere. Vuelve a compartir un post que tuvo éxito o que vuelve a estar de actualidad. Publica de nuevo ese vídeo que atrae a clientes. Cambia los CTA para ver si cambian las cifras. Aprovecha al máximo cada pieza de contenido que crees.

4. Analizar

Para saber si un contenido funciona, hay que estar atento a las cifras y a lo que el propio contenido te cuenta. Hay métricas que debes tener en cuenta para considerar el nivel de éxito del contenido:

  • Número de visitas. Es algo bastante lógico: si hay visitas, hay interés. Pero no siempre conseguimos solucionar los problemas de quien nos visita, o generar lazos, y hay que pensar las razones.
  • Prospectos generados. ¿El contenido ha creado oportunidades de venta? ¿Hemos conseguido los datos de quién lo ha visitado?
  • Prueba social. Saber si se ha compartido el contenido nos dice si realmente se ha generado el interés suficiente como para generar el deseo de mostrarlo a otras personas. Es un dato fundamental para demostrar que tienes un contenido irresistible.
  • Enlaces inbound. Si otras páginas enlazan su contenido al tuyo ¡lo estas haciendo genial! Estás demostrando tanto a los consumidores como a los buscadores que tu contenido es relevante y de calidad, y ayuda a posicionar la página de manera efectiva.
  • Repercusión por autor. Si un creador de contenido tiene mejores datos que el resto, es la hora de pensar en pedir sus trucos, o encargarle la mayor parte del contenido.
  • Repercusión por tema. Cuando una temática empieza a sobresalir por encima del resto, puede ser por muchas razones: actualidad del topic, preferencias de tus consumidores, un mayor dominio por tu parte… En cualquier caso, es el momento de centrarte en crear contenido sobre tema y hacerte un experto. ¡Te lo piden a gritos!
  • Repercusión por formato. Has probado distintas maneras de presentar tu contenido, pero hay un tipo de formato que sobresale en datos. Tanto si es por preferencias de tu público, como si es porque es el que mejor se te da, dale mayor peso a ese formato frente a los otros. Quizás eres el mejor haciendo ebooks, así que céntrate en ellos.

5. Repetir

Como ya sabes, el inbound marketing es un proceso cíclico, así que cuando llegas al cuarto paso llega el momento de volver a empezar. Con los datos sobre el comportamiento de los consumidores ante tu último contenido, y todos los que has ido recogiendo a lo largo del tiempo, vuelve al primer paso. Crea una nueva estrategia para tu nueva pieza de contenido, y adaptala a tu buyer persona, al momento en el que se encuentra, y a las preferencias que has ido viendo en tus análisis.

Cada vez que da comienzo este ciclo, crear lazos con quien consume tu contenido se va haciendo más sencillo, ya que se va a acercando a lo que tus clientes potenciales buscan. Además, haces que los buscadores posicionen tu sitio y te den presencia y valor. Todo está interconectado y se consigue con el trabajo diario.

Ahora ya sabes las claves para conseguir un contenido irresistible. Al final, es el día a día lo que te hace adaptarte a lo que de verdad buscan, pero seguir estos cinco sencillos pasos te allanarán el camino.

Así que, ¿a qué esperas? Coge la ficha de tu buyer persona ¡y consigue un contenido irresistible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis