Inside vs Outside sales. ¿Qué estrategia es mejor?

inside outside sale

Seguramente te suena los términos ventas internas o ventas externas, pero ¿sabes cuál es exactamente la diferencia entre ambas? Ambas formas de ventas tienen sus ventajas y es muy difícil recomendar una de ellas porque cada negocio e industria requiere de diferentes formas de ventas.

¿Quieres descubrir las diferentes fases de cada una de ellas? Sigue leyendo para que te despejamos todas tus dudas.

Inside vs Outside sales

Las ventas internas o inside sales son aquellas que se gestionan de forma remota a través de medios online o llamadas telefónicas. Esta forma de venta es más económica, ágil y automatizada a la hora cerrar negocios. 

Un buen ejemplo de inside sales es lo que ocurre en las empresas B2B. Este tipo de empresas recurren a la venta interna porque supone menos costes que enviar al equipo de ventas a cerrar tratos cara a cara, se pueden ayudar de las tecnologías para controlar y optimizar el proceso de ventas y tienen ciclos de venta más cortos

equipo de inside sales reunido

Veamos la otra cara de la moneda. Las ventas externas o outside sales son las ventas que se realizan cara a cara. Este tipo de ventas son las tradicionales. En ellas el equipo de ventas se reúne con el cliente de forma física para discutir y cerrar tratos. 

Un claro ejemplo de este tipo de ventas son los vendedores de libros que pueden ir casa por casa ofreciendo la suscripción a su club de lectura. Estos equipos de ventas pasan la mayoría de su tiempo en eventos, reuniones con los clientes y conferencias donde se presentan sus productos o servicios. 

dot iberoMEDIA

Hablemos de las ventas internas

Vamos a sumergirnos un poco más en las inside sales. Si no lo recuerdas, las ventas internas son las que se realizan de forma remota, es decir, no se produce un contacto directo con el cliente, y se nutre de nuevas tecnologías que optimizar los procesos de ventas. 

Estas son algunos de los beneficios que podemos obtener con la venta interna: 

  • Motivación para el equipo de ventas: Los departamentos de ventas tradicionalmente han sido los puntos de presión de las empresas. Los profesionales que lo conforman suelen cargar con la presión y el estrés de la empresa. Esto hace que los resultados se pueden ver disminuidos y la plantilla desmotivada. 

  • Mayor alcance comercial: Al no depender de la movilidad, los equipo de venta interno pueden abarcar un mayor número de clientes sin que la empresa tengas que aumentar la plantilla. 

  • Mayor feedback: Con este tipo de ventas se puede observar y mejorar las técnicas de ventas que mayor efectividad tenga. Es mucho más fácil optimizar el proceso de ventas y ayudar a tu equipo con una metodología más ágil y eficaz. 

  • Respaldo de la tecnología: Los vendedores pasan mucho parte de su tiempo respondiendo correos, agendando reuniones, ingresando datos, etc. Gran parte de este trabajo se puede optimizar y simplificar, incluso automatizar. Con esta tecnología el equipo de ventas puede ahorrar mucho tiempo y recursos. 

  • Reducción de costes: Al poder realizar el trabajo en la oficina de la empres ao incluso desde su propia casa, los equipos de ventas internos reducen los gastos en transportes y dietas. Lo único que se necesita para poder llevar a cabo el trabajo es un ordenador, conexión a internet y herramientas especializadas como HubSpot. 

  • Aumento de la productividad: Al poder conectarse con más clientes a lo largo del día, los equipos de ventas pueden cerrar más tratos.

dot iberoMEDIA

Hablemos de ventas externas

¿Recuerdas lo que es la venta externa? Seguro que sí, pero para los más despistados lo recordamos. La venta externa es aquella que se produce cara a cara con el cliente. 

A pesar de que esta forma de venta pueda parecer obsoleta o antigua, realmente tiene muchas ventajas. Vamos a repasar los beneficios de las outside sales:

  • Explotan el contacto directo: Por mucha tecnología que exista es muy difícil reemplazar el contacto directo. Esto lo saben muy bien los vendedores externos y aprovechan los puntos fuertes que se producen al tratar cara a cara con un cliente: la forma de expresarse, como exponen los beneficios y características de su producto o servicios, la confianza que generan con la presentación, etc. Todo esto ayuda a que los vendedores generen unos sentimientos que es difícil hacerlo por vía online. 

  • Mejor manejo de las réplicas: El contacto directo te puede brindar una forma más cercana de resolver dudas, objeciones o diferencias que se puedan generan con el cliente. Poder ver al cliente de forma física te permite conocer mejor la situación de la persona ante la situación de indecisión. 

  • Genera una impresión diferente: Existen personas que prefieren tener un trato de cercanía con los vendedores. Que una empresa se esfuerce por brindar un servicio cercano, personal y sin tecnología de por medio demuestra interés por el cliente. 

Volvemos a hacer la pregunta del principio del artículo. ¿Sabés lo que son los ventas internas y externas y la diferencia entre ambas?

Estamos seguro que ha quedado mucho más claro. No te olvides de un dato muy importante: estas formas de ventas son compatibles. Tú decides la mejor manera de vender para tu empresa, por lo que puedes combinarlas para reforzar las ventas desde diferentes puntos. 

Además, recuerda que estas formas de ventas se ven especialmente potenciadas con la metodología Inbound Sales. ¿Que no sabes lo que es? Aquí te lo explicamos aplicada al B2B. 

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Subscríbete a
nuestra Newsletter

Seguir leyendo

Elige el día y la hora que más te convenga y un/a especialista de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo

A un click de conseguir tu ebook gratis

Agencia de Inbound Marketing iberoMEDIA